Bibliography
August 1, 2005
Instituto de cultura Superior A,C. Mexico
Secretaria de Educación Publica
Michelle Dana Missrie
Mexico
Gottfried Helnwein - Una expresión del dolor
Toda la obra de Helnwein presenta originalidad. Esta es una de las características que hacen que lo podamos definir como verdadero artista; no sólo porque se ha podido apoderar de la técnica a tal punto que pareciera que le pertenece, sino porque además se ha propuesto descubrir y experimentar con distintos soportes y técnicas nuevas. En cada pieza podemos ver la reflexión que plantea sobre lo humano visto por medio del dolor y el sufrimiento; intentando hablar por medio de lo visual lo que los escritores y filósofos plantearon sobre lo utópica que es la sociedad; desmitifica los valores religiosos y cuestiona la moral.
Untitled
mixed media (oil and acrylic on canvas), 1996, 210 x 315 cm / 82 x 124''
Introducción:
El propósito de este trabajo de tesis es presentar a un artista vienés poco conocido en México. La idea surgió cuando encontré un libro con el trabajo de este artista y quedé fascinada debido a que reconocí en su obra un discurso diferente, una nueva mirada dentro del arte contemporáneo, pues mucho del arte creado a partir del pop art se ha considerado puro pastiche (término que los críticos utilizan para definir el arte posmoderno), copia de la copia, y sin un discurso novedoso que lo contenga. Nos basta hacer una revisión sobre las críticas y los ensayos que han manifestado la mayoría de los autores contemporáneos para reconocer este problema.
A lo largo del siglo XX y lo que llevamos de este, el arte se ha visto envuelto en una serie de transiciones cambiando ideales y revolucionando su propia definición, creo que su función se ha modificado después del siglo XX, Al vivir atrocidades históricas él hombre terminó siendo un ser miserable pero con posibles que permiten traerle un poco de felicidad, que convierten lagrimas en risas pues al final, el llorar como el reír vienen de lo mismo. Utilizando el dolor como una posible forma de manifestar algo, los artistas lograron transformar ese sentimiento en grandes obra de arte. Para ellos el proceso de creación terminó siendo: “Elaborar como materia propia la irremediable miseria de la materia humana, evitando la ofuscación producida por un sistema de prejuicios y reconduciendo al hombre a la expresión de lo vital y lo verdadero. (…) convirtiendo en ilusoria cualquier otra posibilidad. Solo de esta forma el hombre puede expresar, y por lo tanto retener y hacer propias, sensaciones inasibles y determinantes de la vida, como el deseo, la piedad, la desesperación y el terror.” 1 Esta frase descifra un poco la temática que abordan las obras de Helnwein, donde en cada pieza están contenidas las sensaciones del ser humano; tratar de hacer visible el dolor del hombre y al mismo tiempo reflejar qué ese dolor es provocado por él mismo. La idea de transmitir a través del arte el dolor provoca una serie de experiencias catárticas que permiten hacer de ese dolor universal una traducción hacia uno más personal, que provoque en el espectador una sensación que muchas veces deberá ser traducida como reflexión, universal para que sea identificado por cualquier hombre que contemple sus obras. “¡Nada humano me es ajeno!”. A pesar de vivir en una era que se describe sin alma, siempre hay una energía que proviene de algún lugar extraño, una simple manifestación artística que permite hacer de una sola imagen algo que sea comprendido por la mayoría. El llanto de un niño es un símbolo universal en el que su comprensión no necesita de idiomas ni idiosincrasias, es por eso que el arte de Helnwein legitima esta experiencia, porque de entrada el centrarse en el ser humano mantiene una sola lectura; la del ser humano; cualquier dolor y sensación me es conocida sin tenerla que haberla vivido, ya que puedo comprenderla.
El contenido de esta investigación está centrado en el propósito de mostrar su obra desde distintos puntos de vista, especialmente de autores contemporáneos, quienes en sus ensayos plantean críticas y teorías que confirman que Helnwein puede ser considerado un artista del siglo XXI. En su mirada se reflejan conceptos y posturas que revelan que, en sus piezas, en ellas mismas, se valida la obra de arte. El mismo Helnwein lo dijo en una entrevista para la revista irlandesa Start en el 2004:
“Una obra de arte verdadera es evidente por sí misma, El verdadero arte es intenso, encantador, excitante, tiene una cualidad mágica como el Blues, un poema de Rimbaud o los autorretratos de Rembrandt. El arte no sigue ninguna lógica, para experimentarlo, tu mente y tus pensamientos racionales no te ayudan en nada. Se experimenta con tus sentidos, tu corazón y tu alma.
No se necesita de la crítica para experimentarlo, como decía Marcel Duchamp: El arte necesita de dos polos, el creador y el contemplador y la luz que nace de esa acción bipolar genera el nacimiento de algo – como la electricidad, sin la necesidad de un tercer polo” 2
La obra de este artista mantiene siempre la intención de provocar miedos, deseos, dolor y felicidad con la intención última de nunca revelar respuestas, sino de siempre formular preguntas que hagan al ser humano detenerse y preguntarse: ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Por qué lo seguimos permitiendo?
Capitulo I
Biografía y Curriculum
Gottfried Helnwein nació en Viena en el año de 1948, su infancia fue afectada en cuanto a las transformaciones sociales que le tocó vivir a Europa debido a la segunda guerra mundial, incluyendo los cambios de pensamiento y de ideales que se comenzaban a transformar con el cambio de la generación de los padres de Helnwein y de él mismo.
Estudio artes plásticas en la universidad de Viena. En sus épocas de estudiante fue un alumno rebelde, que practicaba rituales al estilo performance o body art con la intención de utilizar la sangre y la violencia no sólo como protesta sino con el intento de crear arte de vanguardia muy de moda en esos tiempos.
Siempre ha mantenido un profundo interés por el cine la literatura, la música y el teatro, encontrando en todas estas ramas de la estética herramientas de sustento para su proceso creativo, siendo para él los más importantes, la pintura y la fotografía.
Dentro de su currículo vitae es un artista con una extensa cantidad de obra que se ha exhibido en importantes museos y galerías alrededor del mundo. Ha tenido la oportunidad de trabajar con importantes directores, cineastas, músicos actores; gente de peso importante a nivel político, intelectual y artístico.
En su vida privada es una persona casada y con dos hijos; su familia es una parte elemental en su vida y esto se ve reflejado en su obra, ya que en algunas de sus obras, ya sea fotografía o pintura, aparecen como modelos.
Actualmente reside en un castillo en las afueras de Irlanda con su familia, en donde tiene su taller.
Introducción 1
CapituloI
Biografía y Currículo 4
Capitulo II
Influencias y corrientes artísticas 20
2.1 Introducción 21
2.2 Artistas
2.2.1PrimerasVanguardias 21
2.2.2 SegundasVanguardias 22
2.2.3 Fotografía 27
2.3) Conclusión 29
2.4) Käthe Kollowitz. 32
Capítulo III
Singularidad en la obra de Helnwein 34
3.1 Introducción 35
3.2 Diversidad de técnicas y procesos creadores: 41
3.2.1 Óleo y Acrílico sobre tela 41
3.2.2 Acuarela 41
3.2.3 Trabajos sobre Papel (crayones, lápiz.) 43
3.2.4 Fotografía 44
3.2.5 Teatro 47
3.3 Nuevo uso de los medios 48
3.3.1 Diseño de disco compacto y portadas de revistas. 48
3.4 Temática 49
3.4.1 Presencia de los niños en su obra 51
3.4.2 Autorretratos 56
Capítulo IV
Análisis de sus obras 58
4.1 Análisis I Bella Victima II 60
4.2 Análisis II Autoretrato I 64
Capitulo V
Teoría del Arte en la Obra de Helnwein 67
5.1 ¿Qué es el arte y cuál es su función? 69
5.2 Mimesis, Catarsis y Experiencia Estética. 70
5.3 Experiencia Estética en la obra de Helnwein 72
5.3.1 Experiencia estética aplicada a una obra de Helnwein 78
Capitulo VI 81
6.1 Bases de la estética de Helnwein 82
6.2 Susan Sontag 89
6.3 Jean Baudrillard. 98
Conclusión: 108
Apéndice I 113
Bibliografía 115




back to the top