January 1, 2000
www.pagina12.com.ar
Argentina
Cecilia Hopkins
“Kleines Helnwein”
una metáfora estremecedora
Belén Blanco es una presencia inquietante en una obra opresiva. “Kleines Helnwein” va los viernes en El Callejón de los Deseos. Por Cecilia Hopkins
 Kleines Helnwein es la primera obra escrita y dirigida por Rodrigo Malmsten, hasta el momento un joven asistente a talleres de dramaturgia y actuación. Su fuente de inspiración fue la obra del pintor austríaco Gottfried Helnwein, de quien vio una muestra en Europa, hace tres años. El artista plástico trabajó como escenógrafo en algunas puestas del dramaturgo y director Heiner Müller. El personaje central de su espectáculo surge en escena como escapado de una de las obras del artista para exponer “su distanciamiento ante el dolor y su intimidad, presa en una atmósfera infantil”. En el panel central de la escenografía son proyectados algunos cuadros de Helnwein. 
En un rincón de esta habitación de aspecto hospitalario se encuentra un personaje femenino rodeado de objetos quirúrgicos. Por cama usa una extraña camilla ginecológica, su baño es una palangana de aluminio. Interpretada por Belén Blanco, esta niñita es una presencia no menos inquietante. Sus actitudes de violencia hacia el muñeco que la acompaña parecen tener raíz en su propia experiencia como hija. El lenguaje poético que expresa se refiere a una infancia de soledad y castración. Blanco impone a su interpretación una gestualidad muy precisa y es sugerente el modo en que emplea su cuerpo para dar vida a los quiebres y contrastes que ha previsto la dirección. 
En lo que puede considerarse un defecto, la situación aparece presentada como una descripción que no progresa, que no es sometida a ningún cambio de peso. La música interpretada en vivo ilustra el paisaje opresivo que rodea a la protagonista. Lo mismo ocurre con las altisonantes intervenciones en alemán del padre, interpretado por Martín Von Tumpling. La imagen final refuerza el tipo de personalidad que proyectaría en su vida de relación si alguna vez llegara a tenerla, con un saludo nazi sobre el fondo de una svástica en negro y rojo. 
 




back to the top